Cambio del termostato de agua del motor: ¿Cuándo, por qué y cómo cambiarlo?

Nivel de experiencia: principiante Duración de la intervención: de 1 h a 2 h
Herramientas necesarias:
  • Una caja de herramientas completa
  • Pasta obturadora de juntas
  • Una bandeja de vaciado
  • Líquido de refrigeración
Termostato de agua del coche


Cambiar un termostato del circuito de refrigeración del motor: ¿cuándo y por qué?

Volver al principio de la página

La función de un termostato de agua:

Termostato de refrigeración del coche El termostato de agua es una válvula que se abre y se cierra en función de la temperatura del líquido de refrigeración para regular la temperatura del motor.

 

Esquemas de funcionamiento del termostato de agua Cuando el motor está frío, impide la circulación del líquido de refrigeración entre el motor y el radiador para permitir al motor que alcance lo más rápidamente posible su temperatura óptima de funcionamiento.

Cuando el motor alcanza esta temperatura, el termostato se abre progresivamente y el líquido de refrigeración caliente puede circular hacia el radiador para poder ser refrigerado.


Actualmente, los termostatos de agua están controlados eléctricamente por la caja de control del motor. Los modelos más antiguos funcionan con un encerado encapsulado en el cuerpo del termostato que al dilatarse por efecto del calor, ejerce presión sobre la válvula que libera el líquido de refrigeración en dirección al radiador.

¿Por qué cambiar un termostato de agua?

Pueden darse dos tipos de avería en un termostato de agua:

 • El termostato permanece abierto: el agua no está caliente en el tiempo deseado, lo cual supone un consumo excesivo de carburante.

 • El termostato permanece cerrado: el agua no circula hacia el radiador, lo que provoca un sobrecalentamiento del motor. Los daños pueden ser irreversibles: junta de la culata quemada o deformación de la culata, o incluso la rotura del motor.

Cambiar un termostato de agua: ¿cuándo?

No hay una recomendación de sustitución sistemática, aunque se recomienda sustituir al mismo tiempo que se realiza cualquier tipo de intervención asociada al circuito de refrigeración:

 • sustitución de la bomba de agua, de las mangueras,o del radiador del motor

 • cambio del líquido de refrigeración recomendado cada dos años

El termostato siempre debe sustituirse cuando se queda bloqueado en posición abierta o cerrada.

Otros indicios de sustitución del termostato de agua:

El motor necesita un tiempo prolongado para alcanzar su temperatura normal, o incluso no la alcanza en ningún momento. Una de las consecuencias de esta baja temperatura es que ya no hay calefacción en el habitáculo.

En el caso contrario, el motor se sobrecalienta y el radiador del motor permanece frío.

¿Cómo cambiar su termostato de agua del motor?

Volver al principio de la página

El desmontaje del termostato de agua:

Siempre es preferible trabajar sobre el circuito de líquido refrigerante cuando el motor está frío para evitar cualquier riesgo de quemaduras y la deformación de los diferentes materiales. Es necesario esperar cuatro horas tras la parada del motor para trabajar con total seguridad.

Tras localizar el termostato de agua, elevar el vehículo sobre soportes de columna (véase Consignas de seguridad + Colocar un vehículo sobre soportes de columna).

Abrir el tapón del vaso de expansión.

Colocar una bandeja de vaciado bajo la manguera inferior del radiador.

Desconectar la manguera inferior del radiador tras colocar una bandeja de vaciado. debajo para vaciar el líquido de refrigeración. (véase Vaciar el circuito de refrigeración del motor

Localizar el receptáculo del termostato.

Desconectar la o las mangueras que estén conectadas.

desenroscar el receptáculo del termostato de refrigeración Retirar los tornillos que fijan el receptáculo del termostato (materiales compuestos o aluminio).

retirar el termostato de agua del coche Retirar el termostato señalando su sentido de montaje.

La colocación del termostato de agua:

comparación entre el antiguo termostato y el nuevo Comparar el termostato antiguo con el nuevo.

Limpiar por ambas partes las superficies de la junta de estanqueidad.

Volver a colocar la junta o utilizar pasta de obturación de juntas si fuera necesario.

volver a colocar el termostato de agua Instalar el termostato y los tornillos para fijar el receptáculo.

Volver a empalmar la o las mangueras conectadas al receptáculo del termostato.

Volver a instalar la manguera inferior del radiador.

Rellenar el vaso de expansión con líquido de refrigeración y realizar la purga (véase purga del circuito de refrigeración del motor).


Tu presupuesto personalizado
Buscar tu pieza por su referencia
Ofertas
Descubre todas nuestras ofertas : amortiguadores, pastillas de freno, filtros, escobillas, ...
Paga en confianza